TORTILLA DE PATATA

Un plato tan sencillo como apetitoso. Patatas, huevos y aceite
de oliva es la receta básica, un poco de tiempo y mimo le ponen
el toque personal para que la tortilla quede en el punto justo, ni
muy cuajada ni poco hecha.
Ingredientes para 2 personas
400 g de patatas
4 huevos
50 g de cebolla
4 cucharadas de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
Sal
Preparación
Pelar, lavar y secar las patatas. Cortarlas en rodajas finas
e introducirlas en una sartén honda con aceite de oliva a
temperatura media para que se cuezan lentamente. Agregar la
cebolla cortada fina y freír lentamente con las patatas hasta
que estén blandas y empiecen a dorarse. Al cabo de unos diez
minutos, escurrir el aceite. Batir en un cuenco los huevos con un
poco de sal y añadirles la mezcla de patatas y cebollas. Poner de
nuevo la sartén con un poco de aceite y añadir toda la mezcla.
Dejarlo a fuego lento tapando la sartén de 5 a 10 minutos, o
hasta que se dore por abajo. Dar la vuelta a la tortilla sobre sí
misma con la ayuda de una tapadera y dejarla caer por el otro
lado en la sartén hasta que se cuaje. Servir caliente.
Valores nutricionales por ración (200 g)
La tortilla de patatas es un plato muy completo, y aunque
su valor calórico es alto con 392 calorías por ración, no
debes descartarlo de tu alimentación porque es sano y rico
en nutrientes variados, con hidratos de carbono complejos,
monoinsaturados del aceite de oliva. Una ración de tortilla de
patatas te aporta el 20% de la CDR de vitamina B3 (4 mg), el
66% de la de vitamina B12 (1,4 mcg), 26% de la de selenio (18
mcg) y 28% de fósforo (112 mg).
Lo mejor: Es un plato muy completo que acompañado de una
ensalada de hojas verdes, te da una comida o cena vegetariana,
con proteínas y vitamina B12, dos sustancias importantes
para la regeneración muscular y celular que necesitas si estás
entrenando.
Lo peor: Requiere tiempo y un nivel medio de manejo en la
cocina. Está tan buena que no te bastará con una ración de 200
g y querrás comértela entera, o acompañarla de pan, cerveza y
salsas. Así que disfrútala en solitario.
Truco sano: Puedes aligerar la tortilla si cueces las patatas en
vez de freírlas, para luego cuajarlas en el huevo y dorar la tortilla
en la sartén caliente.
proteínas de buena calidad de los huevos y los ácidos grasos